Por Jorge Gascón Matamoros

DISCLAIMER: El siguiente post contiene una opinión SUMAMENTE parcializada.

Cada que me entero que va a salir un videojuego que quiero, lo primero que pienso es esto:

¡LO QUIERO!

E inmediatamente me empieza a carcomer la culpa de ese monstruoso backlog de juegos que llevo encima.

maxresdefaultSí, así de culpable

¿Qué es el backlog? Muy fácil: Así como no nos basta el español para decir cosas como “presionar” (y decimos pushar) o any given sunday utilizamos frases anglosajonas, el backlog es la acumulación de juegos (comprados por nosotros o no) que tenemos arrumbados, ora en una esquina, ora en lo más recóndito de un disco duro.

Este fenómeno se ha vuelto el pan de cada día de los videojugadores gracias a las ventas Flash de PSN, o las ofertas de XBox Live o las infames ventas de temporada de Steam y se ve reforzado por iniciativas como Four in February de Joystiq  o How Long To Beat y les voy a decir algo sobre esta forma de ver las cosas:

ES UNA VERDADERA ESTUPIDEZ.

¿Por qué? Muy fácil. Si nos pusiéramos a realizar una lista de todas las actividades pendientes que pudiéramos tener, resultaría abrumador para nuestra vida e incluso sería muy difícil (por no decir imposible) tener una vida funcional, me di cuenta de esto después de ponerme a enlistar varias cosas de mi vida (las cuales enlistaré para su placer)

  • Videojuegos.
  • Libros que tengo que leer.
  • Discos que tengo que escuchar.
  • Lugares que hay que visitar
  • Y un largo etc.

Lo único que ganamos con el hecho de presionarnos para hacer X o Y cosa o probar A o B videojuego nos impide una verdadera actividad lúdica, eliminando así su propósito verdadero de entretener.

Al principio estaba muy emocionado con el 4iF de este año, incluso me propuse terminar The Walking Dead Season 2, The Wolf Among Us, Tomb Raider y 999, sin embargo cuando terminé los dos primeros y me dí cuenta de que no los estaba disfrutando del todo.

¿Quieren acabar con el mal que representa el Backlog? Fácil. Dejen de comprar juegos a montones. Cuando vayan a gastar esos $10, $5, $2 dólares que les puede costar pregúntense ¿De verdad lo voy a jugar? Y a largo plazo analicen cuánto dinero se han ahorrado. Quien sabe, en una de esas pueden hasta comprarse una casa o algo así de vacuo.

 

Anuncios

5 comentarios en “El Backlog: La gloria por el infierno.

  1. Pero no es asi de infame, si te pones a pensar es como la lista del super que ya esta hecha con cosas que te propones comer despues, y luego, cuando llega la hora de comer dices: “no se que preparar de todo lo que tengo” y vas solo por un refrigerio por que no te decides…. pero es mejor que tener hambre, always!

    Me gusta

    • No necesariamente, no puedes comparar una actividad de esparcimiento con una necesidad fisiológica, por otro lado, vivimos en una sociedad que se caracteriza por vanagloriar todo. TODO

      Hasta cosas tan imbéciles como “Mira los juegos que tengo y que muy probablemente no voy a poner nunca.”

      Me gusta

    • El asunto con la lista del super, es que GENERALMENTE se hace con una suerte de planeación, compras las piezas de pollo, etc que aproximadamente consumes en la semana, quincena, mes. En cambio los videojuegos, muchas veces los compramos simplemente por comprarlos, lo cual per se no es malo, el problema es cuando ese anaquel, repisa, librero, caja de huevo bachoco llena de juegos se vuelve una “carga emocional” que le quita el disfrute a los juegos.

      Me gusta

  2. Estoy de acuerdo con la parte en la que la solución obvia es dejar de comprar juegos a montones cuando sabemos que no los vamos a jugar. Completamente de acuerdo. Aplausos de pie y todo.

    En lo que no estoy de acuerdo es en la comparación con libros sin leer o películas sin ver. Sería válida la comparación si fuera con libros sin leer que ya compraste y tienes en tu casa o películas que compraste y tienes en el librero sin ver. Estamos hablando de cosas por las que en un momento de nuestra vida decidimos que queríamos consumir y pagamos por ellas, así que quisieramos consumirlas en algun punto.

    El asunto con iniciativas como 4if o los 4 Calientitos (iniciada por el increíblemente popular podcast “El Calientito”) no es obligarnos a jugar juegos que no queremos. Yo empecé a jugar Closure entre mis 4if, pero no lo estaba disfrutando y decidí cambiarlo por Limbo. En el momento en el que jugar se convierte en una carga, entonces decidimos que no queremos consumir ese juego por el que pagamos, y podemos movernos a otro que sí vayamos a disfrutar.

    TL:DR Debemos comprar sólo los juegos que de verdad queremos jugar, y debemos jugar sólo los juegos de nuestro backlog que de verdad disfrutamos. O hagan lo que quieran y ya.

    Me gusta

  3. Estoy de acuerdo con Marco: cuando no te divierte un juego, bótalo. En este sentido creo que estás confundiendo algo como el backlog con jugar algo hasta el fin porque trophy-whoring.

    En mi caso mi backlog seguirá creciendo porque a) soy un comprador compulsivo, b) a veces sí son buenas las ofertas. Pero desde que decidí aceptar eso: que no tengo que jugar todo lo que tengo o todo lo que sale (ni todo lo que me han regalado en PS Plus) disfruto mucho más mis horas de juego.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s